Un nuevo estudio realizado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Cardiff, en Reino Unido, y publicada en la revista “Plos Medicine”, sostiene que los bebés que nacen con bajo peso tienen más probabilidades de morir durante la adolescencia que aquellos que nacen con un peso adecuado.

Para llegar a esta conclusión, han estudiado las tasas de mortalidad oficiales de los bebés que nacieron con bajo peso, de los más de 12 millones de nacimientos en Inglaterra y Gales. Así, de los 12.355.251 nacidos vivos entre los años 1993 y 2011, murieron 74.890 (0,61%) entre el nacimiento y los 18 años de edad. De ellos,  57.623 (77 %) murieron durante el primer año de vida y 17.267 (23%) lo hicieron entre el primer año de vida y los 18 años de edad.

Estudiando los casos de los menores que nacieron con bajo peso, las tasas de mortalidad aumentan para ambos grupos de edad. De este modo, se incrementa en 130 casos más las muertes durante la infancia de los nacidos con un peso muy bajo al nacer, inferior a los 2.500 gramos. En estas muertes influyen de manera determinante todo lo que acontece alrededor del nacimiento, así como los casos de partos prematuros.

Haciendo un seguimiento de estas muertes comprendidas en los primeros 18 años de vida de menores con bajo peso al nacer, las causas son diversas:

  • El 20% de las muertes tenían relación con trastornos del sistema nervioso
  • El 16€ de las muertes tenían relación con trastornos en el sistema respiratorio
  • El resto estaba relacionado con distintos tipos de cánceres y problemas externos (accidentes)

Este estudio ha sido dirigido por el profesor Kotecha, que señala que “el bajo peso al nacer se vincula con mayores tasas de mortalidad en la infancia, pero su asociación con la mortalidad en la infancia y la adolescencia está menos clara. Este estudio es significativo, ya que muestra, por primera vez, que el bajo peso al nacer se asocia con mayores tasas de mortalidad desde la infancia a través de la adolescencia”.

Por ello, insiste en la necesidad de trabajar con los factores que influyen en el bajo peso al nacer porque así “podrían reducir las muertes en la infancia y más allá”.