43 millones de niños en situación de emergencia necesitan ayuda urgente. Es la denuncia que hace UNICEF para conseguir recaudar 2.600 millones de euros entre ayudas públicas y particulares.

La especialista en Emergencias para UNICEF en Sudán del Sur, Ticiana García-Tapia, señala la situación de precariedad en la que viven allí los niños, y cómo se suman por centenas sus muertes cada mes. Así, señala, en el mes de mayo murieron 130 niños por actos violentos, como desangrados al ser castrados, niñas violadas y asesinadas delante sus familias o niños que son arrojados a edificios en llamas.

Sudán del Sur es, por desgracia, solo un ejemplo más. UNICEF denuncia que uno de cada nueve niños del mundo reside en zonas de conflictos, crisis y guerra, con una alta vulnerabilidad. En este sentido, por tercer año ha publicado un informe llamado Acción Humanitaria para la Infancia 2016 para apelar a la concienciación y solidaridad con esta realidad y conseguir así recaudar casi 2.600 millones de euros que ayudarán a 43 millones de niños que necesitan ayuda de emergencia en el mundo.

De la recaudación obtenida, va a destinar una cuarta parte a la educación, con el propósito de que 8,2 millones de niños tengan acceso a una mejor formación, más del doble de lo que lograron en 2015. Otra partida de 1.069 millones de euros recaudados irá destinada a la ayuda humanitaria en Siria y la crisis de refugiados de este país, en lugares como Egipto, Iraq, Jordania, Líbano o Turquía. Y también, espera destinar 28,4 millones de euros para dar respuesta a la crisis de refugiados y migrantes en Europa.

Javier Martos, director ejecutivo de UNICEF Comité Español, ha señalado que “Tenemos que intentar trasladar a la ciudadanía, gobiernos y aliados lo que significa vivir en estos contextos y las necesidades que tenemos como organización para mejorar la vida de millones de niños”.