La organización Save The Childen y la Fundación de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR) están pidiendo firmas para tramitar la Ley contra Violencia a la Infancia para frenar la muerte de menores como consecuencia de la violencia. Y es que, siete menores han fallecido por causas violentas desde que comenzara este 2018, y 100 si contamos desde el 2010.

Los niños son los más vulnerables a situaciones de maltrato, acoso escolar, ciberacoso, agresiones y abusos sexuales, y es en el hogar donde más niños sufren violencia.

Según el estudio “Evolución de la Violencia a la Infancia y Adolescencia en España según las Víctimas” de ANAR, el maltrato físico a los menores está presente en el 44,2% del total de casos analizados por violencia de género en el entorno y la media de edad es la más baja de todos los tipos de violencia: 7,9 años. Además, señalan, que dos terceras partes de los casos la gravedad es máxima, y casi la mitad, tienen una urgencia alta cuando llaman a la Fundación ANAR.

Para acabar con este problema, han pedido la tramitación urgente de una Ley integral contra la Violencia a la Infancia y han denunciado que este año han muerto siete menores por causas violentas.

Por ello, han puesto en marcha varias campañas de recogida de firmas para pedir al Gobierno y a las administraciones la tramitación de la ley. Así, la Fundación de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo hace ha llamado a su campaña “Objetivo ANAR“, con el propósito de conseguir 250.000 firmas.

Por su parte, Save The Children ha llevado a cabo una petición de firmas en que cuenta ya con más de 180.000 apoyos ciudadanos y ha querido resaltar que se trata de “un problema sistémico que se debe abordar de manera urgente”. “Prácticamente todas las semanas conocemos a través de los medios de comunicación casos muy graves de violencia hacia los niños y niñas, pero lo seguimos viendo como casos puntuales”.